Ádios

Jamás pensé que me dolería tanto tu indiferencia a lo que una vez fue un bonito amor. Pero hoy más consiente, después de haber probado otros hombres, te puedo asegurar que tu no fuiste mi mejor polvo y aunque tantas veces lo repetí y lo pensé, ahora te puedo asegurar que estaba ciega y tonta, porque ya tu pene mediano no me causa ninguna inspiración y aunque muchas  veces dije que no había en el mundo nadie que me comiera como tú, pues me da mucha pena decirte que si hay, que menos mal me deshice  de tu polvo aburrido, porque la vida me enseñó lo que es follar con locura y con penes grandes. Tu desagradecido, que te engrandecías porque mi vagina se mojaba cada vez que me besabas, quiero confirmarte que casi nunca me vine, excepto las 2 veces que me hiciste sexo oral. Tu movimiento no era el mejor, lo sé ahora que ya le aposté a otras opciones. No estoy intentando decir nada que no sea verdad, ni inventarme rumores. Tu pene es mediano y te falta imaginación para lograr posiciones más innovadoras.

 

Comments are closed.